¿Cómo funciona la ley de segunda oportunidad?

¿Cómo funciona la ley de segunda oportunidad?

La Ley de Segunda Oportunidad te ofrece la posibilidad de empezar de cero. Ten en cuenta que deberás invertir todo tu patrimonio en pagar tus deudas.

Una sentencia del Tribunal Supremo en Julio de 2019 amplió los límites de la Ley de Segunda Oportunidad, permitiendo a los deudores beneficiarse de una posible exoneración de hasta un 70% de las deudas contraídas con las Administraciones Públicas (Hacienda, Seguridad Social, etc), permitiendo además que la deuda restante pueda fraccionarse en un periodo de hasta cinco años.

Una vez liquidado tu patrimonio podrás presentar un acuerdo extrajudicial de pagos. En este debes introducir quitas y esperas conforme a un plan de pagos realista. Lo mejor para presentar estos acuerdos es contar con la asistencia de un abogado especialista, que facilitará el éxito de la operación.

Sin embargo, lo más frecuente es que el acuerdo resulte rechazado, ya que desde la insolvencia es difícil que puedas hacerte cargo del pago de deudas. En este caso podrá abrirse concurso, en el cual se solicitará la exoneración de las deudas pendientes.

Ten en cuenta que la Ley de Segunda Oportunidad no permite librarse de pagos arbitrariamente. De modo que, aunque protejas tu patrimonio futuro, tendrás que empezar de cero. Por eso es importante contar con asistencia jurídica antes de iniciar el procedimiento.

También es importante recordar que la Ley de Segunda Oportunidad pone en valor el historial crediticio del deudor insolvente. Esto significa que no podrás recurrir a ella de nuevo en los próximos diez años. Además, la utilización de estos beneficios constará en el Registro Público Concursal durante cinco años.

 

CONSÚLTANOS SIN COMPROMISO

Artículos recientes